English English French French Spanish Spanish

A young woman of Spain

Last updated on June 3, 2019

It is a lamentable fact that in Spain unemployment among the young is double the national average, at the moment in Castellon standing at some 50%.  That there are so many capable and educated young makes it all the sadder.  On the whole degrees and diplomas pursued these days are directly related to the desire to find work and be more competitive in the market place.  I cannot help but compare this to university life back home and the freshman’s drunken rite of passage that often extends far beyond the first year.  How many young Britons emerge with poorly deserved degrees and end up employed in a job of no relation to the subject studied?

This does not happen in Spain.  Just as its people thronged the streets and embraced a prolonged fiesta the day Franco died in 1975, so did the ensuing years see a newly found thirst for education.  Previously it had been controlled and dampened through the church, remaining far behind the rest of Europe.  With Franco’s death, this stultifying censorship was lifted and learning without restraint became the symbol of freedom, and ultimately, a better life.

As the decades have rolled on, it still is.  Spain has poured out slews of doctors and lawyers.  Women have regained a toehold in professional society.  In the mountain villages, the bars may be principally frequented by men (except during fiestas), but the pharmacies, schools and surgeries are well represented by women.

These days a decidedly practical slant pervades education, with an emphasis on English and other languages, and various aspects of tourism.  Take 30 year old Anna for instance, a dynamic young woman, both warm and intelligent, speaking in addition to her native languages of Valencian and Castellon, advanced Italian, English and French, with German on the way.  She also has qualifications in tourism with a specialty in local culture and history.  Currently Anna works in Cati as an expert guide in the history of religious artefacts. To find out more click here .

I first came across her two years ago at Peniscola Castle conducting an animated tour.  She captivated her audience with carefully researched anecdotes of its colourful history, pausing once in a while to smile and laugh charmingly.  Anna is the concentration of today’s ambitious youth, striving for a better Spain, alert, cultured, and absolutely delightful to talk to.  Yet she has had to settle for temporary employment contracts teaching, tour guiding, and organizing tourist bureaus. All the while she adds as many credentials as possible to her already impressive list.  Anna works hard. She is curious, an eager sponge.  It is hard to understand how she of all people can fail to be permanently employed, but then again it is not.  The competition is fierce.

Many of her compatriots would consider her lucky.  Thursday after Thursday a long line of the unemployed forms outside village town halls across the country.  It is not only benefit day, but also when the ever-diminishing list of jobs is made available. The young compete with the older laid-off for tasks that hardly excite.  Serving at the old age people’s canteen.  Temporary traffic director during road works.  Maybe, just maybe, a Saturday job in the library.

The despair this brings is tangible, but I write here about the perennially inspiring Anna, who does not give up, and who I suspect will be justly rewarded soon. Anna’s enthusiasm is quite simply infectious. True,  Spaniards will tell you that the recession is far from over, but as an outsider I do see fresh green shoots of hope, and Anna does too.  In this year of extreme dryness, both physically and figuratively, I sense a change of wind.  Surely it cannot be possible for so many young people with so much talent to remain empty handed forever more?

Es un hecho lamentable que en España el desempleo entre los jóvenes
duplica el promedio nacional, en este momento en Castellón llegando
hasta el 50%. Que haya tantos jóvenes capaces y educados es lo que lo
hace más triste. Las carreras y diplomaturas finalizadas hoy en día
están directamente relacionadas con el deseo de encontrar trabajo y
ser más competitivo en el mercado. No puedo dejar de comparar esto con
la vida universitaria de vuelta a casa y el rito de iniciación de los
estudiantes de primer curso borrachos, que a menudo se extiende mucho
más allá del primer año. ¿Cuantos jóvenes británicos empiezan con
malas carreras merecidas y acaban trabajando en un empleo sin relación
con lo que han estudiado?

Esto no pasa en España. Al igual que su gente llenaba las calles y
recibía con los brazos abiertos una fiesta prolongada el día que
Franco moría en 1975, en los siguientes años ven una nueva y
encontrada sed de educación. Previamente había sido controlada y
reducida a través de la iglesia, quedando lejos por detrás del resto
de Europa. Con la muerte de Franco, esta atrofiante censura se dejaba
atrás y el aprendizaje sin limitaciones se convirtió en símbolo de
libertad, y en consecuencia, en una vida mejor.

Aunque han pasado décadas, esto aún es así. España se ha desbordado de
doctores y abogados. Las mujeres han recuperado un punto de apoyo en
la sociedad profesional. En los pueblos de interior, los bares pueden
estar frecuentados principalmente por hombres (exceptuando durante las
fiestas), pero las farmacias, escuelas y consultorios están bien
representados por mujeres.

En estos días, sin duda un práctico enfoque impregna la educación, con
énfasis en estudiar inglés y otras lenguas, y varios aspectos de
turismo. Tomo por ejemplo a Anna, con 30 años, una dinámica joven, tan
cariñosa como inteligente, hablando además de sus lenguas nativas
(valenciano y castellano), italiano avanzado, inglés y francés, y
alemán en camino. Ella tiene también títulos en turismo, con una
especialización en cultura e historia local. En este momento Anna
trabaja en Catí como guía experta en la historia de piezas de arte
religioso. Para saber más click here

Me encontré con ella hace dos años en el Castillo de Peníscola,
guiando una animada visita. Ella cautivó a la audiencia con cuidadas
anécdotas en su vivaz historia, deteniéndose de vez en cuando un
momento para sonreír y reír de modo encantador. Anna concentra las
ambiciones de la juventud de hoy, esforzándose por una España mejor,
alerta, sofisticada, y siendo totalmente encantador hablar con ella.
Sin embargo, ha tenido que conformarse con contratos temporales de
empleos de docencia, guía turística y la organización de oficinas de
turismo. Durante todo este tiempo suma cuantos más títulos posibles a
su ya impresionante lista. Anna trabaja duro. Es curiosa, una esponja,
entusiasta. Es difícil de entender cómo ella, de entre muchas
personas, pueda dejar de ser empleado de forma permanente, pero de
nuevo, no lo es. La competición es fiera.

Algunos de sus compatriotas la considerarían afortunada. Jueves tras
jueves una larga línea de desempleo sale del ayuntamiento del pueblo
cruzando el país. No sólo es el día de beneficios, sino también cuando
se hace la lista, cada vez menor, de puestos de trabajo disponibles.
Los jóvenes compiten con los viejos despedidos por tareas que apenas
pueden emocionarles, sirviendo en comedores de 3ª edad, temporalmente
dirigiendo el tráfico durante las obras en la carretera o quizás, sólo
quizás, un trabajo los sábados en la biblioteca.

La desesperación que esta situación trae es tangible, pero yo escribo
aquí sobre la perennemente inspiradora Anna, que no se rinde, y que
sospecho que será justamente recompensada pronto. El entusiasmo de
Anna es simplemente contagioso. Cierto, los españoles dirán que la
recesión está lejos de acabar, pero como extranjera veo frescas raíces
verdes de esperanza, y Anna también las ve. En este año de extrema
sequía, tanto física como figuradamente, siento un cambio de viento.
Sin duda, no puede ser posible que tanta gente joven con mucho talento
se quede con las manos vacías para siempre?

Anna modeled for my first exhibition

Anna has many talents

Traducción español por Anna Belles

Follow my blog with Bloglovin

Be First to Comment

Leave a Reply

Subscribe